Dolor de espalda en el embarazo: 3 motivos y soluciones

Es la molestia más común en el embarazo. La sufren el 70% de las futuras madres debido sobre todo a tres patologías.

Lumbago

El dolor más frecuente. Se siente en los riñones y puede irradiarse a los glúteos. Al principio lo provoca la presión del útero en el sacro. Luego se desplaza hacia arriba y deja de doler. Al final se debe al aumento de peso, las hormonas que distienden los tejidos (progesterona y relaxina) y la postura en la que se arquea hacia dentro la columna. Aumenta si pasas mucho tiempo en la misma posición (de pie o sentada), si tienes que estar en cama haciendo reposo o si sufres ansiedad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Dolor pélvico posterior

Se siente un poco más abajo, en el sacro o incluso en las nalgas. Puede afectar a uno o a ambos lados y a veces se irradia a la cara interna de los muslos. Se agudiza al mover las caderas: levantarte de la cama, sentarte y levantarte de la silla, entrar y salir del coche... Factores asociados son la prolongación del embarazo, la depresión y un alto índice de masa corporal.

Ciática

Comienza en la parte baja y se irradia hacia la pierna, donde es más intenso. Se debe a la irritación del nervio ciático por contracturas y por la mala postura típica del embarazo (curvar mucho la espalda).

Para prevenir y curar

Estos dolores se pueden aliviar con paracetamol (ojo, ve al médico para que descarte otras patologías). Y para prevenir o mejorar: utiliza zapato casi plano (2-3 cm de tacón), duerme de lado con una almohada entre las piernas, no cargues pesos, haz ejercicio y controla tu nivel de ansiedad y estrés. Más info en Escuela Española de la Espalda, www.eede.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo