Náuseas en el embarazo: los mejores trucos para combatirlas

Si tienes náuseas en tu embarazo, tranquila: la mayoría de las veces no persisten más allá del tercer mes. Para aliviarlas te vendrán bien estas claves.

Alrededor del 75% de las embarazadas tienen náuseas y entre el 30% y el 50% sufren también vómitos. Su origen es multifuncional, ya que se deben a causas hormonales y bioquímicas, mecánicas y psicológicas. Hay dos buenas noticias: que no suelen perdurar más de la semana 21 y que puedes estar tranquila, porque tu bebé no corre peligro por las náuseas ni nota tu malestar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Trucos para combatir las náuseas

* Planea cinco comidas al día. Ahora, lo ideal es evitar las comilonas. Mucho mejor ingestas más pequeñas y seguidas. “Intenta que no pasen más de tres horas entre comidas, aunque sea solo picar algo”, recomienda la doctora Olmo.

* Deja algún alimento (como unas galletas, frutos secos o tostadas) en la mesita de noche y come antes de levantarte. Luego, sal de la cama poco a poco. Las náuseas son más frecuentes a primera hora y así puedes evitarlas.

* Evita fritos, alimentos muy grasos, salsas o especies fuertes. No se trata de eliminarlos al 100 %, pero sí de facilitar la digestión en un momento en que esta se ve afectada por las hormonas. Al contrario que estos alimentos más pesados, se suelen tolerar muy bien los hidratos de carbono como el pan, patata, pasta o arroz hervidos y la fruta fresca. La leche puede provocar náuseas, pero sus derivados, como los yogures naturales o el queso fresco, te sentarán de maravilla. “En todo caso, verás como poco a poco irás identificando qué alimentos te sientan peor y mejor. No hay problema en seguir un poco tu instinto y, por unos días, comer lo que te apetezca”, explica la doctora.

* Disminuye la ingesta de líquidos durante las comidas, ya que suelen empeorar las náuseas. Es mejor beber poco a poco y entre horas. Pero no caigas en el error de disminuir la cantidad total ingerida, son muy necesarios para el organismo. Las bebidas frías y con gas suelen sentar bien.

* Baja un poco el ritmo de actividad. “Es bueno tener unas pautas de descanso después de las comidas”, dice la doctora Olmo. Siéntate en un sofá, lee un rato, escucha música... lo que te apetezca. Eso sí, no te acuestes, porque la posición horizontal dificulta la digestión y favorece el vómito.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

* Revisa si estás tomando algún complejo vitamínico que contenga hierro, porque este componente tiene probados efectos secundarios sobre el aparato digestivo. Si es el caso, quizá sea necesario cambiarlo o esperar al segundo trimestre para seguir tomándolo. Pero no lo hagas por tu cuenta, consúltalo con tu médico.

* Apuesta por el jengibre. Se ha comprobado que tiene efectos positivos en los síntomas digestivos del embarazo (no solo en el primer trimestre). Además, es un excelente antiemético natural. Consúltalo con tu obstetra; hay comprimidos de extracto de jengibre con vitamina B6 (también muy adecuada contra las náuseas).

Publicidad - Sigue leyendo debajo