Comer ajo en el embarazo y después del parto

El ajo morado es un alimento "ginecosaludable", muy beneficioso para las embarazadas y las nuevas mamás, según un reciente estudio.

Un estudio de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) y la Cooperativa Coopaman, en 350 mujeres durante 18 meses, revela las extraordinarias virtudes del ajo morado.

En el embarazo ayuda a preverir varices, hipertensión, diabetes, colesterol, grasas, infecciones por hongos...

Después del parto beneficia la cicatrización de la cesárea, episiotomía, desgarros perineales o lesiones del pezón, atenúa el sangrado uterino, previene trombosis-varices, es protector hepático, baja la glucosa en sangre....

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Dosis: 1 diente crudo al día (salvo intolerancias) machacado, cortado en láminas o picado, o bien poco cocido. También en polvo, aceite, perlas...

Publicidad - Sigue leyendo debajo