En el embarazo, sigue siendo tú misma

Ya se sabe que si durante el embarazo te sientes bien contigo misma, el hijo que esperas será más feliz. ¿Quieres ideas para hacerlo mientras cuidas de tu bebé?

Sabías que hay varios estudios que demuestran que las mujeres que se sienten felices durante su embarazo tienen hijos más sanos y alegres? La razón es sencilla: mientras está dentro de ti, tu bebé percibe y participa de tus emociones (se las transmites a través de tus hormonas), algo que queda grabado en su mente para siempre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Así que, en estos meses, nada de renunciar a lo que te hace feliz. Lógicamente, deberás cuidar tu alimentación y evitar el alcohol y el tabaco, dejar de practicar deportes bruscos, dedicar tiempo a descansar y hacer caso de lo que te diga tu ginecólogo... Nadie lo tiene más claro que tú. Pero eso no quita para que puedas seguir manteniendo tu vida social, viajando, mimándote, comiendo fuera de casa y, por supuesto, disfrutando del sexo. Apunta.

Mírate (mucho) al espejo

Porque vas a verte muy guapa. Los cambios del embarazo mejoran de forma increíble la piel y el pelo, ya que mantienen a raya la grasa del cutis e inhiben la actividad de la hormona dihidrotestosterona, responsable de la caída del cabello. Dicho esto, habrá días en los que te sientas revuelta o te veas algo hinchada, pero recuerda que la belleza es ante todo cuestión de actitud... y algunos trucos:
- Hazte con un tratamiento facial y corporal especial para embarazadas. ¿Has probado ya los productos Mama Mio? ¿O la línea Beginning, para mamás y bebés, de Maclaren?
- ¿Por qué no aprovechas que tu pelo está de lo más agradecido para cambiar de look? Las tendencias van hacia melenas sixties, coletas y trenzas divertidas, peinados con raya en medio, ondas... Y si lo que quieres es variar de color, usa un tinte sin amoníaco como Farmatint o Colour Clinuance (en farmacias).
- En cuanto al maquillaje, los expertos aconsejan que en el embarazo prime la imagen natural. Opta por una base para pieles sensibles que disminuya el riesgo de alergias (te gustará Toleriane Teint Fluido, de La Roche Posay), un corrector que disimule imperfecciones, un toque de blush bajo los pómulos, para afinar el rostro, y un labial de textura cremosa (te encantarán los de Organiqs).

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Revisa tu estilo durante el embarazo

¿Desde que estás embarazada te vistes con lo primero que encuentras al abrir el armario? Gran error. Ponte al día de las últimas tendencias, adáptalas a tu estilo y reinvéntate:
- Si te apetece presumir de tripa (ahora puedes), opta por los tejidos con elastano.
- Si tus caderas han ensanchado, alíate con los leggins o los vaqueros oscuros. Si has cogido demasiado peso, evita los estampados (añaden volumen) y los colores estridentes.
- Si tenías poco pecho, estarás encantada con el aumento típico del embarazo. Si tu caso era el contrario, opta por escotes en pico, cruzados, asimétricos o halter, de colores neutros. Te sentarán muy bien.
- Algo que no debes olvidar: el calzado. Evita las cuñas, que pueden provocar caídas, los zapatos planos y los demasiado altos (pueden ocasionar calambres en las piernas).

¡Apuesta por el ejercicio durante el embarazo!

¡Cuántas veces habrás pensado eso de “tengo que hacer algo de ejercicio”! Pues ahora es el momento, porque elevará tu estado de ánimo y te ayudará a recuperarte mejor en el post-parto. Aparte de nadar, caminar, hacer yoga y pilates, las últimas tendencias deportivas para embarazadas incluyen clases de fitness diseñadas para estos meses, que encontrarás en grandes cadenas de gimnasios (MAMifit es uno de ellos).
Y también está la alternativa del body ballet, una rutina basada en el ballet clásico, de moda en los países anglosajones, que trabaja la postura corporal, fortaleciendo los grupos musculares que intervienen en el parto.

No tienes que renunciar al sexo en el embarazo

Todo lo contrario, porque los cambios físicos que estás experimentando le parecerán súper excitantes a tu pareja (siempre que tú te creas que, de verdad, ahora estás muy, muy sexy). Pero es que además cuentas con ventajas para que el sexo sea mejor que antes. Por ejemplo, la vagina está más vascularizada y con mayor cantidad de flujo, lo que se traduce en penetraciones más placenteras. Y la sensibilidad que tienes en estos meses te hace más receptiva a las caricias, que se convierten en una importante fuente de excitación sexual. Otro detalle: al no tener que preocuparos por el embarazo, las relaciones son más espontáneas.
¿Aún dudas de lo bueno que puede ser el sexo ahora? Atenta a una encuesta realizada por Baby Center entre 20.000 parejas “embarazadas”: el 36% de las mujeres dijeron tener orgasmos más intensos en este periodo.

¿Y qué pasa con tu vida social?

Pues que te interesa mantenerla, porque te hará más feliz y te relajará. Si te gusta salir y te apetece, queda para comer fuera (solo debes evitar los atracones, las comidas grasas que harán que cojas demasiado peso y los alimentos que no son seguros ahora, como los poco cocinados, los embutidos, las salsas con huevo...). Y si no quieres salir porque estás cansada, algo lógico en el primer y en el tercer trimestres, invita a amigos a casa y tira del teléfono y de las redes sociales para mantener el contacto. ¿Sabías que según un estudio publicado en “The bump”, un 63% de las embarazadas estadounidenses lanzan la noticia de su embarazo a través de estas últimas?

Publicidad - Sigue leyendo debajo