Molestias frecuentes durante el embarazo

Congestión, dolores en la parte baja de la espalda, calambres... todo ello entra dentro de la normalidad. Así se combaten.

Desde el minuto uno del embarazo tu cuerpo empieza a cambiar y es normal que sientas síntomas que no esperas y que en algunos casos te inquietan.

¿Quieres saber cuáles entran dentro de la normalidad y cuáles requieren que hables con el tocoginecólogo?

Hay trastornos que son relativamente habituales y no deben alarmarte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Congestión nasal

La progesterona es la causante de que la mucosa nasal se inflame y tengas la molesta sensación de nariz tapada, o incluso sangres con más facilidad.

No pongas fuerte el aire acondicionado ni la calefacción en casa, no utilices ningún tipo de medicamento sin consultarlo antes y recurre al suero fisiológico.

Dolor de espalda

La lumbalgia (dolor en la parte inferior de la espalda) y la ciática (dolor en la parte superior del glúteo) son muy comunes ahora debido al aumento de peso, que altera tu centro de gravedad y hace que tiendas a arquear mucho la espalda.

Además, los ligamentos y articulaciones están más laxos. Para prevenirlas mantén una postura correcta, practica actividad física que sea adecuada a tu estado para no pasarte de peso, no estés mucho rato de pie quieta y olvídate de los tacones altos.

Si ya han aparecido, aplica calor en la zona y duerme de lado con un cojín entre las piernas. Solo debes hablar con el médico si el dolor afecta a tu día a día.

Calambres en las piernas

“Habitualmente se deben a un déficit transitorio de potasio”, dice Laia Pratcorona, ginecóloga del Hospital Quirón Dexeus de Barcelona.

Toma alimentos ricos en este mineral (plátanos, salmón, pistachos...). Si aparecen de noche, cambia de posición o apoya el pie descalzo en el suelo y levanta un poco el dedo gordo. Pide a tu pareja que te haga un masaje en la pierna, de abajo arriba.

Taquicardias

Si son ligeras y transitorias no te alarmes, son benignas y las causa el aumento del volumen sanguíneo típico de la gestación.

Hormigueo en las manos

Puede ir acompañado de dolor y falta de sensibilidad en la zona. Es el “síndrome de túnel carpiano”, una molestia relacionada con la retención de líquidos. Si te ocurre, pon las manos en alto y haz movimientos circulares con ellas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Mareos

Los provoca la disminución de la tensión arterial típica del embarazo. Aunque también puede influir la hipoglucemia (descenso de azúcar en sangre). Acostúmbrate a levantarte despacio de la cama. Y si te sientes muy mareada, tómate un refresco con cola, un zumo de limón azucarado...

Más ganas de ir al baño

Es normal a partir del segundo trimestre, por la presión del útero sobre la vejiga. Solo debes consultar si al hacer pis notas escozor o dolor en la zona: podría tratarse de una infección de orina.

Dificultad para respirar

En el último trimestre el feto comprime el diafragma y hace más difícil respirar profundamente. No te agobies, a tu bebé no le faltará oxígeno. Duerme un poco incorporada para aliviar la molestia.

Dolor de costillas

Es relativamente frecuente al final de la gestación, cuando el bebé ocupa mucho espacio ya y presiona las costillas. Intenta no pasar mucho rato en la misma postura para prevenir la aparición del dolor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo