Hidrátate, mami

Tus necesidades hídricas aumentan con el embarazo. Te proponemos un plan para conseguir los 2,7 litros de líquidos que necesitas cada día.

Reponer líquidos y sales minerales para mantener un buen nivel de hidratación en el organismo es esencial.

Y en tu caso, por partida triple, porque las necesidadades hídricas aumentan mucho con el calor, con el ejercicio... y con el embarazo.

Según la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, en la gestación debes beber 2,7 litros de líquidos al día. Haz la suma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tu dieta hídrica diaria

  • Al despertar, en ayunas, bebe un vaso de agua (depurativo). Ya llevas 200 mililitros.
  • En el desayuno, un vaso de leche (calcio), que puede ser con café (no más de dos al día). Y una fruta (vitaminas y fibra), que también te aporta agua. Sumas 250 ml.
  • Cuando salgas a caminar, bebe agua a sorbitos. Y combina con una bebida isotónica si haces ejercicio y sudas (para reponer sales minerales). Así tomas 500 ml de líquido más.
  • En el tentempié de media mañana, zumo de naranja (calcio y vitamina C) o infusión. Sumas 200 ml.
  • Al mediodía toma verduras frescas, frutas acuosas de postre y bebe agua. Aproximadamente 300 ml más.
  • En el paseo vespertino, mismo régimen que en la mañana. 500 ml.
  • En la merienda, leche, batido, horchata, zumo, infusión... 250 ml.
  • Para cenar puedes seguir el mismo régimen de líquidos que en la comida. Supone unos 300 ml.
  • Antes de dormir, un vaso de leche. Induce al sueño y te aporta 200 ml más. Ya has sumado los 2,7 litros.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo