Combatir las náuseas en el embarazo

Si este síntoma te está amargando el embarazo, no desesperes. Hay muchas pautas y remedios caseros sencillos que puedes poner en práctica para combatirlo. Y al final del primer trimestre seguramente habrá desaparecido.

Afectan aproximadamente al 80% de las futuras mamás en los primeros tres meses. Y en el 40% de los casos van acompañadas de vómitos. Sí, hay bastantes probabilidades de que tengas náuseas, pero no tienen por qué estropearte el embarazo, ya que se pueden aliviar. La buena noticia es que pasadas las primeras 12 semanas de gestación suelen remitir por completo y que no afectan a tu salud ni a la del bebé que esperas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Generalmente las náuseas se presentan a primera hora de la mañana y van desapareciendo conforme avanza el día (de ahí que se conozcan como “náuseas matutinas”), pero a algunas mujeres les vienen a cualquier hora.

¿A qué se deben? Los motivos no están del todo claros, pero los especialistas parecen coincidir en que el fundamental es el aumento del nivel de la gonadotropina coriónica humana (HCG), una hormona que se encarga de mantener el embarazo y que actúa sobre el centro del vómito. Otra hormona, la progesterona, que relaja la musculatura del estómago, también tiene su parte de “culpa”.

Con estas cinco pautas aliviarás o incluso acabarás con las náuseas:

COME POCO CADA VEZ

Y, tan importante como eso, hazlo frecuentemente. El secreto es no pasar mucho tiempo con el estómago vacío, lo que aumentaría la sensación de náuseas. Antes de salir de la cama, toma una galleta o un pan tostado que hayas dejado la noche anterior en la mesilla. Espera unos minutos antes de levantarte y desayuna cuando el cuerpo te lo pida. Piensa en los alimentos que mejor te sientan y tómalos por la mañana.

LOS HIDRATOS, AMIGOS CONTRA LAS NÁUSEAS

Los hidratos de carbono de combustión lenta (cereales, arroz, pasta, pan) suelen ser muy bien admitidos por el estómago. También es importante saber que a la hora de cocinar, los métodos más sencillos son los que mejor vas a admitir: plancha, vapor, horno... Siempre te irá mejor tomar los alimentos cocinados así que fritos. Un consejo más: no aliñes demasiado, no te pases con las salsas y mastica despacio, tómate tu tiempo para comer.

BEBE MUCHO LÍQUIDO

Es fundamental que durante el embarazo estés bien hidratada. Sobre todo si vomitas, tienes que asegurarte de que ingieres líquidos suficientes. ¿Cómo hacerlo? Tomando bebidas frías (sientan mejor que las calientes) frecuentemente a lo largo del día, pero en pequeños sorbitos.
Las sopas y los zumos (especialmente el de melocotón) también se suelen admitir bien. La leche no tanto, por lo que puedes camuflarla al cocinarla, por ejemplo en purés.
A algunas embarazadas les sienta mejor beber durante las comidas y a otras, sin embargo, les va mejor ingerir líquidos entre ellas. Comprueba cuál es tu caso y continúa así.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

ALÉJATE DE OLORES QUE TE PROVOCAN NÁUSEAS

Los olores intensos, como el del café, la gasolina, el tabaco o algunos perfumes pueden hacer que las náuseas aparezcan de forma repentina y brusca. Alejarse de ellos, utilizar la campana extractora al cocinar y estar en ambientes bien ventilados son buenas medidas de prevención.

TOCA RELAJARSE

Los científicos han comprobado que el estrés y el nerviosismo, así como el cansancio excesivo inciden sobre las náuseas, incrementándolas. Así que un buen consejo es intentar llevar una vida lo más tranquila posible. Si puedes, échate una siesta corta después de comer y por la noche no te vayas a dormir muy tarde.
A lo largo del día, intenta no hacer demasiados esfuerzos y, en la medida de lo posible, delega obligaciones.

Si siguiendo estos consejos las náuseas siguen complicándote el día a día consúltalo con tu médico. Hay medicamentos muy eficaces que puede recetarte y que no afectarán en absoluto al correcto desarrollo del bebé.

Publicidad - Sigue leyendo debajo