Beneficios del agua natural en el embarazo y la lactancia

Aunque en España el agua potable de grifo cumple todos los requisitos de seguridad y salubridad exigibles, el agua natural o mineral en botella tiene ciertas ventajas cuando estás embarazada.

  • Composición constante. Los minerales que la componen permanecen inalterados con el paso del tiempo, a diferencia del agua de grifo, cuya composición puede variar de un periodo a otro según los productos químicos con los que sea tratada.
  • Pureza. Se trata de agua pura, carente de bacterias patógenas.
  • Mineralización débil. De origen subterráneo, incorpora minerales al filtrarse. En tu caso elige las de mineralización débil.
  • Información detallada. El etiquetado permite conocer su composición para que puedas elegir la mejor agua según tus necesidades. Por ejemplo, en tu caso, un agua con poco sodio.
  • Envasada en origen. De esta manera se consiguen proteger todas las cualidades naturales del agua.

    Y en la lactancia...

    Publicidad - Sigue leyendo debajo

    Si ya has dado a luz y estás dando el pecho, recuerda que cerca del 90% de la composición de la leche es agua. De ahí la importancia de mantener un nivel hídrico bueno para garantizar la calidad y cantidad de la leche que toma tu bebé. Durante este periodo de tu vida has de añadir entre 600 y 700 ml de agua al día por el incremento necesario en la producción de leche materna. Pero si además hay sequedad por la calefacción o realizas algún tipo de ejercicio físico, el requerimiento hídrico se incrementará.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo