Caries en el embarazo y otros problemas bucodentales

Cuidar la boca en el embarazo y visitar al dentista al menos una vez durante la gestación, dos medidas básicas para evitar problemas bucodentales.

Ahora, por los cambios hormonales, tienes más riesgo de sufrir enfermedades bucodentales.

Para evitarlas te conviene seguir estos consejos, incluidos en “Salud oral y embarazo, una guía práctica”, coordinada por el Dr. Juan Carlos Llodra, profesor de Odontología Preventiva en la Universidad de Granada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

PELIGROS QUE TE ACECHAN

- Gingivitis gestacional. Las encías se inflaman y sangran. Es el problema más frecuente (afecta al 60-75% de las embarazadas) y se debe a las hormonas, que aumentan el flujo sanguíneo y vuelven más agresiva a la placa bacteriana.

- Caries. La agresividad de la placa, el picoteo y la apetencia de dulces te hacen estar más expuesta a que se inicien o se agraven.

- Movilidad dentaria. La relaxina, que relaja las articulaciones para el parto, puede afectar a los ligamentos que unen el diente al hueso.

- Erosión del esmalte. Un 2% de las embarazadas que han sufrido vómitos frecuentes pueden ver dañados sus dientes en la cara interna.

ARMAS PARA COMBATIRLOS

- Cepillado. Y uso de seda dental, flúor y agentes antisépticos de pastas y colutorios. Debe hacerse tras cada picoteo. Si las encías sangran no hay que dejarlo, sino cambiar a un cepillo de cerdas más suaves.

- Alimentación. Controlar la ingesta de dulces, tomar más calcio, no fumar, vigilar la glucemia...

- Visita al dentista. Mejor en el segundo trimestre, entre el cuarto y el sexto mes. Los tratamientos y fármacos actuales no tienen riesgo ni para ti ni para el bebé.

Estos consejos se han extraído de “Salud oral y embarazo, una guía práctica”, que ha sido impulsada por Lacer Odontología y el Consejo General de Colegios de Dentistas de España como herramienta para que odontólogos, ginecólogos y matronas informen a las embarazadas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo