Sexo en el embarazo, ¿molesta o perjudica al feto?

Las relaciones sexuales en el embarazo no molestan ni perjudican al feto, todo lo contrario. Descubre qué siente el niño que va a nacer cuando tu pareja y tú hacéis el amor.

Salvo que el médico contraindique las relaciones sexuales, principalmente por amenaza de aborto o de parto prematuro, podéis hacer el amor sin problemas casi hasta el final de la gestación.

Es imposible que en la penetración, el pene llegue hasta el bebé, ya que el cuello del útero se encuentra cerrado por el tapón mucoso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El esperma tampoco puede llegar hasta el útero (y si llegase algún espermatozoide, no le perjudicaría).

Y los achuchones no le dañan ni le molestan, al contrario, le mecen, ya que él está protegido en su bolsa de aguas y rodeado por las gruesas paredes del útero.

Cuando tienes un orgasmo, las endorfinas que segrega tu cerebro sí llegan al bebé a través de la sangre, provocándole sensaciones placenteras: le activan y después le dejan relajado.

Sí es cierto que cuando el embarazo está a término, las hormonas prostaglandinas del semen y las contracciones del orgasmo pueden desencadenar las contracciones del parto. Es una forma agradable de iniciar el nacimiento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo