Varices en el embarazo: diez claves para combatirlas

Si estás embarazada y quieres prevenir que te salgan varices en las piernas, o evitar que se agraven si ya te han salido, aquí tienes 10 consejos fáciles de aplicar y que son tan simples como eficaces.

En el embarazo pueden aparecer venas varicosas (azuladas, a veces hinchadas y muy molestas) en cualquier zona de las piernas, pies o pelvis.

El motivo es la dificultad de la circulación de retorno, igual que en los edemas, las hemorroides o los calambres.

Las varices mejoran tras el parto, pero en ocasiones no es así y hay que tratarlas u operar. Mira cómo prevenirlas o evitar que se agraven.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

DIETA

Bebe agua cada poco tiempo (2,5 l/día) y toma alimentos ricos en fibra: cereales, frutas y verduras.

EJERCICIO

Camina todos los días. Si puedes, ve descalza por arena, hierba o agua. Nada o haz gimnasia acuática. Sentada, haz rotaciones de tobillos.

POSTURAS

No estés mucho tiempo parada de pie (apóyate, muévete) ni cruces las piernas al sentarte.

DESCANSO

Túmbate con las piernas 25 cm más altas que el corazón.

DUCHAS

Con el chorro de agua tibia o fría, desde los tobillos hacia la pelvis.

MASAJES

También de abajo a arriba. Usa un gel para piernas cansadas (consúltalo antes con tu ginecólogo).

ROPA Y CALZADO

Evita todo lo que te apriete e impida la circulación sanguínea. Usa tacón de 3-4 cm, no más.

TEMPERATURA

El calor es tu enemigo. No tomes el sol en las piernas ni te depiles con cera caliente.

FITOTERAPIA

Pregunta al médico si puedes usar preparados de hierbas flebotónicas: vid roja, rusco, hamamelis...

CONSEJO MÉDICO

Si ya tienes varices, el ginecólogo puede prescribirte medias de compresión, indicarte medicación o remitirte a un especialista.

Publicidad - Sigue leyendo debajo