Embarazada en verano: cómo debe ser tu ropa y calzado

Tiene más importancia de lo que piensas. ¿Sabías que los colores oscuros atraen más el calor? Toma buena nota de los siguientes consejos y ¡ponte cómoda!

Usa tejidos frescos


Cuando estás embarazada tu metabolismo trabaja a pleno rendimiento y a veces te da la sensación de que llevas una estufa incorporada. En verano esa sensación térmica es mucho más acusada, así que es muy normal que te entren sudores y sofocos. La ropa de algodón u otras fibras naturales, mejor holgada o que no te presione, te ayudará a estar cómoda y a mantener a raya esa sensación.

Ojo con el tacón


Evita las prendas que compriman tus piernas. También te ayudará a no tenerlas tan cansadas llevar un zapato cómodo (si usas sandalias comprueba que son estables y sujetan bien el pie) y que no sobrepase los 4-5 cm de tacón. Conviene que no sea de plástico, ya que con la exposición al sol este material hace que se recaliente el pie.

Tonos neutros

Acostúmbrate a vestir de blanco o en tonos neutros y pasteles, ya que los colores oscuros atraen más el calor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo