Planes para disfrutar en verano si estás embarazada

El salir a la calle te proporciona una serie de beneficios a ti y a tu bebé que no debes ignorar. Eso si: evita las horas centrales del día que son aquellas en las que el calor aprieta más.

Activa y sociable a pesar del calor

Estos meses de buen tiempo son más propicios para practicar distintas actividades que te harán sentirte bien y además afectarán de forma muy positiva a tu salud y a la de tu hijo.

Sal a la calle

Aunque tienes que evitar las horas de mucho sol (trata de esquivar la luz directa del sol desde las 10 de la mañana hasta las 4 de la tarde), no es bueno que evites la calle. Conviene que salgas, sobre todo por la mañana temprano o por la tarde-noche, porque el contacto con la naturaleza y con el aire fresco es muy beneficioso para ti y para el hijo que esperas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La razón es que ambos hacen que el cuerpo libere endorfinas, un tipo de hormonas que producen sensaciones de bienestar.

Queda con gente

No sólo porque tener contacto con amigos o familiares te hará sentirte bien, algo que notará el bebé, sino porque el hecho de comer acompañada y en un ambiente agradable te animará a hacerlo con más ganas.

Practica natación

Es el deporte más recomendable durante estos meses. En el medio acuático te sentirás, además de relajada, mucho más ligera.

Sobre todo si estás en la recta final del embarazo y ya te cuesta practicar otros deportes, los ejercicios suaves de la natación fortalecerán tu musculatura y te proporcionarán elasticidad sin necesidad de grandes esfuerzos físicos.

Pasea por la playa

Te ayudará a luchar contra la hinchazón de los pies y tobillos. Al pasear no olvides ir moviendo los brazos y colocarlos en alto de vez en cuando, abriendo y cerrando los puños para evitar que se acumulen líquidos en las manos. Además, si caminas por la orilla del mar el agua fría y la arena irán masajeando suavemente tus pies.

Publicidad - Sigue leyendo debajo