Tonificar el abdomen en el agua

Es importante que mantengas tonificados los músculos abdominales. Así, no sólo soportarán mejor el peso de la tripa, lo que evitará dolores de espalda, sino que, además, te resultará más fácil recuperarte tras el parto.

GIROS

De pie, con las piernas separadas a la anchura de los hombros y los brazos extendidos en forma de cruz, gira con suavidad el cuerpo de un lado a otro, descansando un par de segundos al pasar por el centro.

ENCOGIMIENTOS

También de pie y con las piernas un poco entreabiertas, debes colocar los brazos en jarras a la altura de la cintura y realizar encogimientos laterales, como si quisieras agacharte a recoger algo que hay en el fondo de la piscina.

ELEVACIÓN DE PIERNAS

Ponte de pie con el agua a la altura de los hombros y la espalda junto al bordillo. Apoya los brazos en éste y eleva las piernas (si puedes, juntas; si no, alternativamente) hasta formar un ángulo de 90 grados con el tronco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo