El dolor de espalda en el embarazo

Las molestias en la espalda en la última fase del embarazo pueden prevenirse con la práctica de ejercicios tipo Pilates o natación.

En las últimas fases del embarazo el mayor volumen y peso de tu barriga obligan a tu columna a realizar un esfuerzo adicional.

“Para compensar los cambios en el centro de gravedad del cuerpo se originan cambios de curvatura de la columna. Es entonces cuando las embarazadas adoptan posiciones poco aconsejables, provocando contracturas”, explica el doctor Mallafré.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Además, ten en cuenta que en esta etapa de la gestación las articulaciones están más elásticas y la musculatura de la espalda, más débil.

Las mujeres altas y delgadas son las más propensas a sufrir estos dolores.

Consejos. Para prevenir estas molestias lo mejor es practicar ejercicios tipo Pilates o natación y dormir en una cama dura.

Además, opta por zapatos con 3 o 4 cm de tacón (mejor que planos) y evita levantar o cargar objetos pesados, estirarte al límite para alcanzar un objeto o estar muchas horas de pie.

También son eficaces las duchas de agua caliente y el calor en los puntos de dolor. Y, como casi siempre, un buen masaje realizado por un experto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo