Gingivitis en el embarazo

Aquella vieja frase de "un embarazo cuesta un diente" está hoy desterrada. Sin embargo, algo de cierto tenía. Y es que durante la gestación la salud bucodental es más delicada y es importante mantener una higiene correcta. ¿Sabías que ahora el riesgo de sufrir gingivitis es mucho mayor?

Los datos son implacables: Más del 50% de las embarazadas sufren gingivitis. Se trata de una enfermedad bucal que se caracteriza por una inflamación de las encías, que se muestran además enrojecidas y con tendencia a sangrar.

Junto a estos síntomas suele presentarse mal aliento, un sabor de boca desagradable y un aumento notable de la sensibilidad dental, que puede llegar a resultar muy molesta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La gingivitis, cuando aparece, suele hacerlo a partir del tercer mes de gestación, debido sobre todo a los cambios hormonales y al aumento del flujo sanguíneo de esta etapa. Afortunadamente, esta patología no supone ningún riesgo para tu salud ni para la del bebé que esperas, si bien es importante tratarla.

¿CÓMO EVITAR LA GINGIVITIS?

Hay dos consejos infalibles para evitar este trastorno o combatirlo adecuadamente si surge:

  • El primero es mantener una correcta higiene bucodental, cepillándote los dientes al levantarte, antes de acostarte y después de cada comida. Debes hacerlo con un dentífrico específico para evitar la placa bacteriana.
    • Y el segundo, pedir cita con el odontólogo al inicio del embarazo para que te haga un chequeo. Y por supuesto, seguir todas sus recomendaciones.
      Publicidad - Sigue leyendo debajo