Los olores en el embarazo y por qué te molestan más

No es una exageración. Se trata de una alteración inherente al embarazo, provocada por las hormonas.

¿Acabas de descubrir que estás embarazada y, de pronto, no soportas el olor del pescado o te molesta el del perfume que llevas años utilizando? No es que te hayas vuelto una caprichosa; esta especial sensibilidad olfativa es típica de los primeros meses de la gestación. Y las culpables de que la sufras son dos hormonas, la gonadotropina coriónica (al principio) y la progesterona (más adelante), que provocan una mayor irrigación del revestimiento mucoso de la nariz, lo que aumenta la sensibilidad olfativa de la madre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Así lo llevarás mejor

Esta aversión visceral a los olores intensos suele remitir en el segundo trimestre. Hasta entonces, y también si continúa, hay muchos consejos que puedes seguir para aliviarla:

  • Al cocinar. Hazlo con el extractor conectado, la ventana abierta y la puerta de la cocina cerrada, para evitar que el humo y el olor de los alimentos que estás cocinando se extiendan por la casa.
  • Si te resulta muy desagradable el olor a carne y a pescado crudos, recurre a los productos congelados (huelen mucho menos) o durante una temporada compra la comida ya preparada, en un establecimiento que te ofrezca todas las garantías.
  • Al limpiar. Sustituye todos los productos de limpieza por una mezcla de agua con vinagre de manzana, que huele menos. Otra buena idea es poner velas absorbeolores por la casa y colocar un recipiente con zumo de limón en la nevera, para que ésta no coja olor.
  • Al asearte. Utiliza un desodorante sin olor y una colonia muy fresca, no un perfume. Incluso esta debes evitar ponértela a diario, porque si no, es fácil que en cuestión de unos días acabes aborreciéndola. Pide a tu pareja que no use cosméticos que tengan olor penetrante.
  • En casa. Plantéate prescindir de los ambientadores, sobre todo en lugares pequeños (armarios, cajones, el coche...), ya que tienen un olor muy intenso que ahora te resultará desagradable.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo