Tratamientos faciales

Este tipo de tratamientos te ayudarán a cuidar la piel del rostro durante la gestación, un periodo que favorece la aparición de manchas (cloasma o máscara del embarazo), granitos y enrojecimiento.

Carmen Sánchez, experta en estética facial y corporal, explica que “estos cambios se producen por el aumento de las hormonas femeninas durante el embarazo, que regulan la producción de grasa. La piel también se vuelve más sensible y delicada. Por eso es aunque es mejor evitar peeling muy agresivos y cremas que contengan retinol”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La experta recomienda que, antes de someterte a un tratamiento facial, solicites un análisis completo de la piel por parte de una terapeuta del Spa, que identificará las zonas más sensibles y permita seleccionar los productos más adecuados a tus necesidades.

Pide siempre que las cremas elegidas estén formuladas a base de ingredientes naturales y aceites no contraidicados durante el embarazo. La mayoría de los spas y balnearios con programas específicos para futuras mamás incluyen los tratamientos faciales en su oferta.

Un buen ejemplo es el Spa del Gran Hotel Bahía del Duque, en Tenerife, que presenta su nuevo “Ritual Premamá” desarrollado por el equipo de terapeutas del centro y que consta de protocolos faciales y corporales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo