Fumar y beber en el embarazo afecta... a tus nietos

Dos estudios demuestran por primera vez que fumar y/o beber durante el embarazo puede afectar a la fertilidad futura del hijo que esperas. Un motivo más para eliminar estos malos hábitos de tu vida, al menos durante estos nueve meses.

Desde hace tiempo se conocen los efectos nocivos que pueden tener los agentes tóxicos como el alcohol y el tabaco durante el embarazo sobre el feto: Bajo peso al nacer, aumento del riesgo de aborto, malformaciones... Sin embargo hasta ahora no se había descubierto la posible relación entre el consumo materno de estas sustancias y la futura fertilidad de sus hijos varones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Respecto al tabaco, en un reciente estudio llevado a cabo en el Hospital Universitario de Copenhague (Dinamarca) y en el que se analizaron embriones de entre 37 y 68 días, se ha descubierto que aquellos procedentes de madres fumadoras tenían menos de la mitad de las células precursoras de esperma que los embriones de madres no fumadoras.

EL ALCOHOL TAMBIÉN LE AFECTA

Y en lo relativo al alcohol, la realidad es similar: En otro estudio danés, elaborado por el Hospital Universitario de Aarhus, en el que se ha seguido la evolución de 347 bebés varones hasta su edad adulta, han hallado que cuanto mayor fue la cantidad de alcohol consumida por sus madres durante el embarazo, menor era la cantidad de esperma en ellos.

A pesar de que los autores de ambos estudios han enfatizado que aún se trata de una pequeña muestra y que habrá que seguir estudiando el tema, no hay duda de que es una razón más para dejar de lado los malos hábitos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo