Embarazo: ¿viajo en coche o en tren?

Seguro que estás planeando ya tus vacaciones. Es tiempo de relajarte y descansar. Pero, ¿sabes cuál es el medio de transporte más adecuado durante el embarazo?

Te preparas para tus primeras vacaciones embarazada. Enhorabuena, es hora de descansar y de pasarlo bien. Conviene que este año dediques un tiempo a pensar dónde pasar las vacaciones y en qué medio de transporte ir.

Respecto al primer punto, si tu ginecólogo da el visto bueno a que te desplaces, porque tu embarazo transcurre plácidamente y sin riesgos, se aconseja buscar destinos cercanos, huyendo de aglomeraciones y de temperaturas extremas. Una casa de campo o una playa tranquila en el norte pueden ser lugares ideales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿QUÉ MEDIO DE TRANSPORTE ES EL MEJOR?

Es importante que tengas en cuenta los pros y los contras de los distintos medios de transporte:

  • Coche: Es una buena opción para viajar, ya que puedes hacer las paradas que desees, no como en un autocar, mucho menos indicado en tu caso. Se aconseja parar cada hora y media o cada dos horas como máximo, para bajar unos minutos del coche y estirar las piernas. Si sales temprano, evitarás las altas temperaturas de las horas centrales del día.
    • Tren: También es una buena opción. Los actuales trenes tienen muchas comodidades y prácticamente no se nota el traqueteo. Eso sí, es preferible que vayas al baño justo antes de subir al tren, porque los aseos de los trenes suelen tener un espacio mínimo, te resultará incómodo usarlos y puedes darte algún golpe.
      • Avión: Es válido en viajes cortos y si no estás al final de la gestación (si no, las compañías aéreas te pondrán problemas para viajar y no se responsabilizarán si surge algún incidente).
        • Barco: Mejor evítalo. Es muy probable que te marees y si hay oleaje, aumenta el riesgo de que sufras algún golpe.
          Publicidad - Sigue leyendo debajo