La doula, cuándo y cómo contratarla

Cuando lo requieras, ya sea a mitad del embarazo, al final (porque sientes que necesitas apoyo para el parto), o en el postparto. Y para todo o sólo en horas puntuales.

En muchos casos la elección de la doula viene dada por las recomendaciones de amigas o familiares. En todo caso, lo importante es que antes de contratarla compruebes que entre vosotras hay feeling, porque lo esencial aquí no son sus nociones médicas, sino que vuestro carácter cuadre y establezcáis una relación de confianza. Conviene que tengáis una o más entrevistas previas a la contratación, para que podáis conoceros y comprobar la sintonía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Cuánto cuesta una doula?

La figura de la doula no está contemplada dentro de la Seguridad Social, por lo que su coste correrá enteramente de tu parte. Tampoco hay precios fijos, pero sí bastante parecidos.

Para que te hagas una idea aproximada de lo que suelen cobrar por sus servicios...

  • Servicio de embarazo. Como generalmente se trata de un apoyo esporádico no se suele cobrar un precio total, sino por horas. En estos casos las tarifas pueden oscilar entre los 20 y los 40 euros por hora.
  • Servicio de parto. Incluye habitualmente dos entrevistas previas, disponibilidad telefónica a partir de la semana 37, apoyo presencial durante todo el parto y una o dos visitas postparto. Cuesta unos 450-500 euros.
  • Servicio de postparto. Incluye una o más visitas en el embarazo, presencia durante las primeras horas del postparto (en el hospital) y luego visitas acordadas durante unas dos semanas aproximadamente. Unos 300 euros.

    Si ya tienes la suerte de contar a tu lado con alguien que te ayude en esta etapa de tu vida, enhorabuena. Si no es así y necesitas compañía y apoyo, piensa que el coste de contratar a una doula será menor que sus beneficios.

    Los beneficios de contratar una doula

    La figura de la doula, una mujer-madre que ayuda a otra que está a punto de serlo, fue creada en Guatemala hace unos 25 años por dos médicos estadounidenses. En España se implantó hace unos 10 años y hoy día está presente en países de todo el mundo. Existen diversos estudios que apuntan los beneficios de este sistema de apoyo, como el que publicó en 2009 la revista británica ‘Midwifery Digest’.

    En dicho estudio se analizaba el desarrollo de 735 partos, distinguiendo entre los que habían contado con la presencia de una doula y los que no. Y los resultados demostraron, por ejemplo, que en los primeros tanto la utilización de epidural como las inducciones al parto se reducían un 10%. Y no sólo eso: además, en los meses siguientes a estos partos el 88% de las madres que habían tenido ayuda de una doula seguían dando el pecho después de seis semanas, mientras que la media en el país era del 21%.

    Más información:

    Asociación Española de Doulas

    Asociación de Doulas en Cataluña

    Proyecto Materna

    Publicidad - Sigue leyendo debajo