¿Será parto natural o cesárea?

Una vez cumplidos los 40, la tasa de cesáreas aumenta considerablemente cuando se trata del primer parto de la madre.

“Hay que pensar que estas mujeres están expuestas a una gran carga emocional, pues en muchos casos son embarazos obtenidos tras años de tratamiento”, explica el doctor De Dios. Además, “la elasticidad de los tejidos también disminuye, lo que puede aumentar la incidencia de problemas durante el parto”, añade la doctora Tur.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ahora bien, si tu embarazo no ha presentado ninguna complicación y quieres un parto natural, habla con tu tocólogo. Un estudio realizado en el West London Hospital (Inglaterra) ha demostrado que los resultados de los tests de Apgar en bebés nacidos de mamás mayores de 35 años tras una cesárea de emergencia son absolutamente normales, lo que ha llevado a cuestionar la necesidad de hacer estas intervenciones de manera rutinaria.

Y, por otra parte, según una investigación dirigida por la doctora Catherine Windridge, las parturientas maduras colaboran mejor en el parto que las jóvenes. La razón es que estas madres son más conscientes de las posibles complicaciones y, además, la mayoría tienen el umbral del dolor más alto y aguantan mejor las contracciones.

En conclusión, si estás al final de la treintena y esperas un hijo no te agobies por nada, cuídate, mímate y disfruta de tu embarazo desde el primer día. Lo agradecerás.

Publicidad - Sigue leyendo debajo