Comer hígado y riñones en el embarazo ¿se puede?

Cuando una mujer está embarazada debe cuidar especialmente su alimentación. Algunos alimentos están desaconsejados bien por las posibles enfermedades que pueden contagiarle como la toxoplasmosis o bien porque no son todo lo saludables que deberían, como las grasas saturadas o con azúcares procesados. Respecto al hígado, nuestro médico nos saca de dudas.

comer hígado y riñones en el embarazo
Miguel SanzGetty Images

Acabo de enterarme de que estoy embarazada. Siempre he sido muy irregular con mis reglas así que el embarazo me ha pillado por sorpresa y ya estoy de 11 semanas. Durante estos días he comido riñones e hígado porque no sabía que estaba embarazada ¿le habré hecho mal a mi bebé? ¿Afectan estos alimentos al embarazo?

Es muy normal que las mujeres que tienen ciclos irregulares se den cuenta de que están embarazadas cuando ya ha pasado algunas semanas. De hecho, muchas veces se enteran de su nuevo estado cuando empiezan a sentir las primeras náuseas y sus mamas están más sensibles y aumentan de tamaño, entre otros síntomas.

No te preocupes por haber comido riñones e hígado. Aunque no son los típicos alimentos que se recomiendan a una embarazada, no van a perjudicar en nada a tu bebé. A partir de ahora es mejor que los evites, sobre todo los riñones, porque son alimentos que aumentarán tu colesterol que ya de por sí, sube en el embarazo.

Desde este momento intenta que tu alimentación sea lo más sana posible. Aumenta las dosis de fruta y verdura y evita las grasas animales así como los dulces. Además, procura comer la carne cocinada a la plancha y el pescado hervido. No te olvides de tomar más agua para estar bien hidratada sobre todo en la época de más calor, que con el embarazo notarás una mayor sudoración.

Si tienes dudas sobre tu embarazo, parto y postparto escribe a crecerfeliz@hearst.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo