Gastroenteritis en el embarazo y qué puedes hacer para encontrarte mejor

La gastroenteritis es una enfermedad muy común que normalmente no revisa gravedad y que en tres días como mucho suele remitir. Nuestro médico nos cuenta qué se puede hacer si se padece en el embarazo.

gastroenteritis en el embarazo
IAN HOOTON/SCIENCE PHOTO LIBRARYGetty Images

Estoy embarazada de mi segundo hijo. Estoy solo de 16 semanas y en el colegio de mi hija hay muchos niños con gastroenteritis. De momento, mi niña no tiene nada. Pero si lo coge y me contagia, ¿qué hago para que no afecte al bebé? Por lo visto sus compañeros tienes muchos vómitos y diarreas muy fuertes.

Es cierto que últimamente se están dando muchos casos de gastroenteritis en los colegios, pero estás adelantando acontecimientos ya que por lo que cuentas, tu hija no tiene síntoma alguno. La gastroenteritis es una enfermedad muy frecuente que no suele tener mayores consecuencias y que de uno o tres días remite espontáneamente en la mayoría de los casos.

Los síntomas más comunes de la gastroenteritis son vómitos, diarrea y dolor en el aparato digestivo. La embarazada, al ser más sensible a los trastornos digestivos, puede sentir estos síntomas agudizados. Lo más importante es una correcta ingesta de líquidos para evitar una evitar una posible deshidratación pues la embarazada tiene un mayor riesgo a ella. En la mayoría de los casos, lo mejor es empezar una dieta a base de suero fisiológico o limonada alcalina (un litro de agua mineral, zumo de limón recién exprimido, media cucharada de café con bicarbonato sódico, una pizca de sal y sacarina) que ayudará a recuperarse mejor. También hay sueros preparados de venta en farmacias igualmente también puedes tomar bebidas isotónicas, todo esto es suficiente para superar el proceso.

La alimentación hay que irla introduciendo de poco a poco mediante una dieta blanda a base de caldo, arroz blanco, verdura y pescado hervido. También se puede tomar pollo a la plancha. Si los síntomas fueran muy marcados hay que consultar con el médico.

Una buena higiene de manos y utensilios comunes evitan en gran parte los riesgos de contagio: este proceso no afecta al feto pero es muy importante que la madre no se deshidrate.

Si tienes dudas sobre tu embarazo, parto y postparto escribe a crecerfeliz@hearst.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo