No siempre se puede

Si tu embarazo es de los calificados de alto riesgo, lo mejor es no jugársela y evitar las relaciones sexuales.

En muy pocas ocasiones, un embarazo puede ser considerado de alto riesgo y los médicos serán los primeros en advertir a la mujer de que no debe practicar sexo.

En algunos casos será por un periodo de tiempo más o menos corto, pero en otros la abstinencia sexual será hasta después de la cuarenta, pasado el parto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Cuando el médico se lo diga, asegúrate de comprender bien los motivos y las cosas que puedes y no puedes hacer, tanto sexuales como de otro tipo de ejercicio.

Los motivos o razones más comunes para restringir las relaciones durante el embarazo son:

1. Cuando ha habido una hemorragia y hay un riesgo de aborto.

2. La madre presenta fisura en la bolsa amniótica.

3. El cuello del útero está ya dilatado.

4. Hay un diagnóstico de placenta previa.

5. Hay unos antecendentes alarmantes de parto prematuro o de abortos.

6. Si es un embarazo múltiple, durante el último trimestre hay médicos que no lo recomiendan.

Si te encuentras en alguno de estos casos, no pasa nada. Tu pareja lo comprenderá y te apoyará en todo el proceso hasta que los médicos os digan que ya podéis volver a la normalidad.

Además existen recursos tan placenteros o inluso más que la penetración para que os demostréis lo mucho que os queréis. Sólo hace falta un poco de imaginación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo