Deportes que te ayudan

No todos los deportes ni todas las tablas de ejercicios son recomendadas para una mujer embarazada y lejos de ayudarla, podrían perjudicar a su salud. Sin embargo, hay muchas opciones que te harán mantener la forma física y llevar un embarazo de lo más saludable. Te contamos cuáles son.

image
La natación es uno de los ejercicios más beneficiosos durante el embarazo.

En general, las actividades físicas más recomendables para todas las embarazadas, sean o no aficionadas al deporte (en todas ellas se trabaja la relajación y la respiración):

1. La natación sin saltos, volteretas ni trampolines. Podrás practicarla hasta un mes antes de dar a luz. En las últimas semanas no conviene que te metas en la piscina, para prevenir el riesgo de posibles infecciones vaginales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

2. Las marchas cortas y los paseos por zonas cerradas al tráfico. Debes caminar a paso ágil (esto no significa que corras), respirando rítmicamente, apretando los glúteos, metiendo la tripa y manteniendo los hombros alineados y la espalda derecha. Elige bien los sitios por donde vas a caminar: ahora tus ligamentos están más laxos y puedes torcerte un tobillo si el terreno es irregular.

3. La gimnasia de preparto. Sigue a rajatabla las indicaciones de la matrona y podrás practicarla en casa.

4. La bicicleta estática. Es mejor prescindir del desplazamiento, para prevenir el riesgo de caídas y para evitar una posible irritación en la zona vaginal.

No descartes las terapias alternativas como el Pilates, el Yoga y el Taichi. Además de tonificar tu cuerpo, aliviarán tensiones y te relajarán.

Lo ideal es que practiques alguna de estas actividades tres veces a la semana, durante 30 ó 45 minutos seguidos. Pero, en cualquier caso, escucha a tu cuerpo: si te cansas enseguida, experimentas sensación de mareo, tienes contracciones o te dan calambres, párate a descansar inmediatamente, díselo a tu médico y, desde ese día, baja el ritmo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo