Protégete del sol

PROTÉGETE DEL SOL

Ahora eres más proclive a sufrir quemaduras solares. Y un exceso de calor no le irá bien a tu hijo.

Si vas a la playa, no hagas exposiciones prolongadas y ponte siempre protección total.

Si te aplicas maquillaje, busca uno que lleve incorporado filtro solar.

Puedes ir en bikini, pero no es conveniente tomar el sol en la tripa durante mucho tiempo.

USA VENTILADOR Y AIRE ACONDICIONADO

Si este último te reseca la nariz, un buen remedio es usar suero fisiológico.

Durante las horas de más calor, echa las cortinas. Así, en penumbra, la casa se mantendrá más fresca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo