Aprovecha la sombra

SAL EN LAS HORAS MÁS FRESCAS

Quédate en casa (o en un interior) en los momentos de más calor (14 a 17 h).

Deja las actividades para las primeras horas de la mañana o el atardecer.

APROVECHA EL MAR O LA PISCINA

A la sombra, claro. Puedes bañarte hasta el último mes de embarazo.

En cuanto a nadar, puedes hacerlo si no te provoca contracciones y si no notas que el útero se tensa y “pesa”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

No obstante, Ruiz Vega recomienda evitar el estilo libre, porque favorece la aparición de lumbalgia, ciática y contracciones.

Además, como explica Josep María Ramos, obstetra del Hospital Universitario Josep Trueta de Girona, andar por la orilla del mar es “una actividad espléndida”, porque la presión del agua produce un masaje que favorece la circulación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo