Los dos de lado

LOS DOS DE LADO, LA ESPALDA DE ELLA CONTRA EL PECHO DE ÉL

Esta postura la podéis practicar desde el primer mes hasta el final. De esta manera la embarazada no soporta el peso de la pareja y puede hacer el amor más relajada, mientras él le acaricia la tripa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo