El sexo está permitido en el embarazo

A lo largo del embarazo se puede hacer el amor siempre y cuando tu ginecólogo no lo desaconseje por algún problema. Sólo hay que poner un poco de cuidado y un mucho de ternura.

Aunque muchas mujeres creen que durante el embarazo no es recomendable mantener relaciones sexuales, lo cierto es que el sexo puede ayudar a la estabilidad de la pareja en una época tan especial y que tantos cambios reporta.

Es probable que tu volumen abdominal te haga sentirte poco atractiva y que el malestar y el alud de dudas que conlleva el engendrar un hijo no te permitan recrearte en erotismos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

A esto se suman el miedo a dañar al niño durante la penetración (es un temor muy habitual, pero infundado) y que tu líbido pasará por momentos tan diferentes que es normal que desconciertes a tu pareja.

Si tu embarazo transcurre con normalidad, podrás mantener relaciones sexuales siempre que te apetezca (hasta la semana 36 con penetración).

Pero, atención, como estás en un periodo de especial sensibilidad, la delicadeza debe ser la base de los encuentros con tu pareja.

Te proponemos algunas posturas que pueden ayudarte a disfrutar del sexo durante los dos primeros trimestres ¡Toma nota!

Publicidad - Sigue leyendo debajo