Por qué tomar yogur en el embarazo es tan bueno

Además de por el aporte de calcio y los valores nutritivos, el yogur es un excelente tentempié y un alimento sanísimo para las embarazadas; también para aquellas que tienen problemas a la hora de digerir la lactosa. Vamos a contarte por qué.

image

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un alimento necesario

El yogur está de moda. Es un hecho: basta echar un vistazo al Instagram de las influencers para comprobarlo. Con cereales, con frutas o solo, como tentempié, en el desayuno... el yogur se ha instalado, con acierto, en nuestra dieta diaria. Y no le faltan razones: además de aportar calcio, fósforo, potasio y vitaminas, se trata de un alimento perfecto que se adapta a las necesidades de todos. Y sí, también a las de las embarazadas, cuya preocupación por una alimentación saludable suele ser superior a la de la media. A continuación, te explicamos algunos de los motivos por los que el yogur es un alimento de lo más saludable durante el período de gestación y despejamos algunas de las dudas que pueden surgirte.

¿Y si tengo problemas para digerir la lactosa?

La lactosa es un nutriente que aporta energía, y es positivo incluirla en la dieta, también en la de las gestantes. Las embarazadas –y el resto de las personas– que tienen problemas para digerirla pueden tomar hasta doce gramos al día (mejor si se dividen en varias tomas); y un yogur contiene aproximadamete cuatro gramos mientras que un vaso de leche tiene doce.

 

Pero... ¿qué es en realidad la lactosa? ¿Es mala?

La lactosa es un azúcar natural –es decir, no añadida– que encontramos en el yogur y que procede de la leche. Un yogur es leche y sus fermentos y, durante ese proceso de fermentación, los propios fermentos "se comen" la lactosa, algo que también sucede en el intestino, adonde estos fermentos "llegan vivos". En conclusión, el yogur está recomendado para aquellas personas "maldigestoras" de la lactosa por su reducida cantidad de este azúcar en comparación con otros lácteos. La lactosa, de por sí, no es mala para el organismo, al contrario, aporta energía; lo que sí es un error es eliminar totalmente los lácteos en caso de tener algún problema la hora de digerirla.

 

¿Qué es un alimento fermentado?

Un alimento fermentado, como el yogur, es aquel en cuya elaboración han participado microorganismos como las bacterias, lo cual alarga su vida útil, aumenta algunas de sus propiedades y elimina otras que puedan ser perjudiciales. Son buenos para el sistema digestivo. Además, previenen y tratan problemas como el estreñimiento, tan común en el período de gestación. Todas aquellas personas que buscan su equilibrio físico y, por lo tanto, facilitar el proceso digestivo apuestan por los alimentos fermentados –muy consumidos entre quienes practican el yoga– como el yogur, de fácil absorción y digestión.

 

¿Cuándo conviene tomar el yogur?

Aunque el yogur por sí solo es un postre excelente –ayuda a la regular la digestión– y puedes tomarlo después de comer o cenar o como merienda, es perfecto en el desayuno. Combinado con cereales y fruta, ayuda a reponer la energía tras el período de sueño y aporta la cantidad de fibra diaria necesaria para el buen funcionamiento digestivo. Así, una persona que no digiera bien la lactosa puede disfrutar de un desayuno saludable y completísimo si opta por combinar un el yogur –lácteo– con una pieza de fruta y una ración de cereal. Rápido, sano y completo.

 

¿Cuánto calcio necesita una embarazada?

Durante el embarazo, necesitas más de algunos nutrientes porque, además de ayudarte a mantenerte fuerte y sana y de ser parte de una dieta equilibrada, intervienen en la formación celular del sistema óseo, sanguíneo y nervioso del bebé. Uno de estos nutrientes es el calcio y, si tu alimentación es pobre en calcio durante el embarazo, puedes sufrir una descalcificación ósea que en el futuro puede provocarte osteoporosis. El aporte diario de calcio que necesita una mujer embarazada es de 1.200 mg (una no embarazada necesita 1.000 mg); y el yogur aporta 150 mg por cada 100 gramos aproximadamente.

ADEMÁS

--> La importancia del calcio en el embarazo

Publicidad - Sigue leyendo debajo