Bebidas refrescantes para embarazadas

Ahora necesitas beber mucho líquido para estar bien hidratada. Además de agua, puedes probar estas fresquísimas propuestas.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Batido de fresas y manzana

Lava 250 g de fresas y trocéalas. Mezcla con 250 ml de zumo de manzana, una pizca de de azúcar moreno y leche. Tritura muy bien todo y deja enfriar.

Agua de limón y hierbabuena

En un litro de agua pon medio limón muy bien lavado (utiliza para hacerlo una lejía especial para alimentos, de venta en farmacias) y unas hojas de hierbabuena fresca. Guárdalo en la nevera antes de tomarlo, para que esté bien frío.

Leche merengada

Cuece 1 litro de leche entera con un palito de canela y un poco de piel de limón. Da tres hervores. Deja enfriar, añade un poquito de azúcar y guarda en la nevera hasta que esté muy fría.

Agua fresca de sandía

Licúa 4 tazas de sandía sin pepitas y 1/2 taza de agua. Añade un poquito de azúcar y un chorro de zumo de limón y enfría.

Jugo tropical

Exprime 4 naranjas, añade hielo picado, 3/4 litro de leche fría y algo de azúcar si es necesario.

Zumo dulces sueños

Corta y licúa 1 manzana, 1 pera y 4 hojas de lechuga. Tómalo frío antes de dormir.

Zumo tutti frutti

Corta en trozos 100 g de fresas, 50 g de piña, 50 g de kiwi y 1 naranja. Después solo tienes que licuarlo y dejarlo en la nevera para que se enfríe.

Publicidad - Sigue leyendo debajo