Cómo comer bien en verano si estás embarazada

Opta por comidas ligeras y fresquitas, con frutas y verduras de temporada. Eso sí, siempre peladas o muy bien lavadas. Y olvídate de salsas, ahumados...

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cinco comidas al día

Aunque con el calor no te apetezca mucho, hacer cinco comidas al día es lo mejor para que el organismo esté equilibrado. De esta manera, evitarás pasar hambre, te sentirás bien todo el día y no llegarás a sentirte pesada.

A media mañana y por la tarde, puedes optar por una fruta y/o un yogur. En las comidas  principales, debes tratar de incorporar todos los nutrientes esenciales y en cantidades adecuadas y moderadas. Para ello, es importante ingerir gran variedad de alimentos a lo largo de la semana. Nuestra alimentación debe incluir legumbres, pasta y arroz principalmente, y acompañarlos de carnes magras o pescados azules, de esta forma conseguiremos los nutrientes necesarios para el correcto desarrollo de nuestro cuerpo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Frutas y verduras de temporada

En esta época, no apetece comer cosas pesadas ni muy calóricas. Aprovecha para tomar frutas, hortalizas y verduras de temporada. Aportan los nutrientes que necesitas. Y recuerda: si tomas estos alimentos crudos, mejor si están pelados. Si no, lávalos muy bien. ¡Mucho cuidado con las ensaladas! Lava bien todas las hortalizas y verduras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Siempre hidratada

El calor te hará sudar más y necesitarás más líquidos (más de 2 litros al día). Además, estar bien hidratada te ayudará a realizar tus tareas diarias, un nivel adecuado de hidratación favorece la atención y el correcto funcionamiento de la memoria, algo que agradecerás estando embarazada. La mejor bebida es el agua. No la tomes muy fría y, si te apetece, ponle un poquito de limón u otro tipo de frutas que hagan de su ingesta algo más agradable. También puedes optar por las infusiones o los zumos envasados, recuerda que estos últimos aportan calorías. Y si de vez en cuando te apetece un refresco o alguna cerveza, asegúrate de que no aportan cafeína ni alcohol.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Alimentos en el embarazo

En esta etapa debes tener más cuidado con aquello que comes. Tendrás que evitar ahumados, quesos sin pasteurizar, pescados crudos y carnes poco hechas. Asegúrate, al cocinar con huevo, que éste está bien hecho. Fuera de casa, no tomes alimentos que no te den absoluta seguridad en cuanto a su higiene y preparación. Las ensaladillas o algunos platos que tengan mayonesa no son los más recomendables al no saber cómo se han elaborado ni conservado. Mejor aliña con vinagretas, y siéntete segura consumiendo los alimentos envasados que encontrarás en el supermercado como los gazpachos o los salmorejos tan refrescantes en esta época del año.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo