Alimentos con calcio perfectos para embarazadas

Durante el embarazo el calcio es muy importante tanto para ti como para tu bebé. Utiliza estos alimentos en tus recetas y no te faltará este mineral.

alimentos con calcio perfectos para el embarazo
Getty Images

El calcio es muy necesario durante el embarazo porque tu bebé lo necesita para la formación de sus huesos y dientes. Además, este mineral ayuda a que el corazón, los nervios y sus músculos se desarrollen correctamente. El calcio también puede reducir tu riesgo de tener hipertensión o incluso preeclampsia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Yogur

La cantidad de calcio del yogur es independiente de si se trata de un yogur natural entero o desnatado, ya que varía solo la cantidad de grasa. El yogurt tiene 150 miligramos de calcio por cada 100 gramos. Es un postre perfecto para aportar la cantidad de calcio que te necesitas al día. Si además le añades fruta y/o cereales completas la cantidad de fibra diaria.

Frutos secos

La mitad del contenido de los frutos secos son grasas saludables que ayudan a recudir el colesterol malo y a incrementar el bueno. Además contienen ácidos grasos Omega3, lo que los convierte en alimentos cardioprotectores. Pero no solo eso, además tienen una gran cantidad de calcio, por lo que se convierten en un ingrediente más para añadir a tus platos o en el mejor aperitivo.

Queso blanco

El queso, al ser un derivado lácteo, contiene mucha cantidad de calcio. Esto hace que sea un sustituto perfecto para la leche (si no te gusta o te da náusea su olor). Es un aperitivo muy sano o un alimento en el que basar tus platos principales.

Salmón

El salmón es un pescado muy sano, que contiene Omega3 y es además buena fuente de proteínas y de calcio. Lo puedes comer a la plancha o al horno. No lo tomes ahumado. En tu estado has de consumir los pescados bien pasados.

Nabos

Entre las propiedades nutricionales del nabo cabe destacar que contiene hierro, proteínas, fibra, potasio, yodo, zinc, carbohidratos, magnesio y sodio. Además, por supuesto, de un aporte importante de calcio. Es un ingrediente ideal para la elaboración de ensaladas.

Yema de huevo

Además de contener calcio, necesario para una correcta salud ósea, la yema aporta otros minerales como potasio, hierro y fósforo y también vitaminas A, D y E. Puedes tomarla cocida y añadida a ensaladas y sopas.

Vegetales de hojas verdes

Las verduras de hoja verde aportan pocas calorías y tienen un gran valor nutricional por su riqueza en calcio, vitaminas A, C y del complejo B, E y K y fibra. Puedes combinar tus platos con estas verduras para asegurarte de que tu bebé crece con unos huesos fuertes.

Pan

El pan lleva harina de trigo y alguno también leche, por eso además de un alimento diario necesario es un buen complemento para el desayuno o la merienda que aporta una pequeña proporción del calcio diario que necesita la embarazada.

Leche

Es la fuente de calcio más conocida. Aporta de 276 a 290 mg de calcio por vaso. Si no te gusta su sabor intenta camuflarlo en las recetas (bechamel, salsas, croquetas...) o toma derivados lácteos para conseguir el aporte de calcio que precisas en el embarazo.

Croquetas de queso

Una excelente receta para aportar calcio en el embarazo ya que contiene bechamel, pan rallado y diferentes tipos de quesos que puedes añadir (por supuesto, pasteurizados). Si no te gusta el sabor de la leche, esta puede ser una buena fuente del mineral que necesitas.

Tortitas de maíz

Una tortita de maíz aporta aproximadamente 40 mg. de calcio. No es una gran cantidad pero sí lo suficiente como para ser un snack muy adecuado en el embarazo. Las puedes acompañar con un poco de queso fresco o un yogur.

Legumbres

Además de proteínas vegetales y fibra, las legumbres son muy ricas en calcio, sobre todo las alubias rojas y blancas, los garbanzos, las habas, las lentejas y los altramuces. Y durante el invierno los platos elaborados con ellas resultan reconfortantes y muy nutritivos.

Semillas de sésamo

Son fuente importante de calcio, magnesio y contienen ácidos grasos omega 3 y omega 6, por lo que son un ingrediente perfecto para alegrar ensaladas, panes, platos de carne y pescados durante el embarazo.

Sardinas en aceite

Son uno de los pescados azules más conocidos. Las sardinas son un alimento económico y muy recomendable en tu estado. Aportan muchas proteínas y ácidos grasos Omega3, además de ser una buena fuente de calcio y vitaminas. Si es posible, tómalas en aceite de oliva.

Publicidad - Sigue leyendo debajo