10 desayunos ideales para embarazadas

Si elegir los alimentos correctos para esta primera comida del día siempre es importante, en tu caso, futura mamá, lo es mucho más. Te damos ideas sanas... y súper apetecibles.

image
Hearst
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muesli con yogur y frutas

Con la preparación del muesli con frutas para el desayuno reunirás lo mejor de los cereales, las vitaminas de la fruta y el calcio del yogur. Si necesitas un sabor dulce en el desayuno puedes complementarlo perfectamente con este plato, añade un poco de azúcar, miel o fructosa y así tendrás un desayuno completísimo para empezar con fuerza el día.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ensalada de vitaminas

Durante el embarazo se necesita una gran cantidad de vitaminas. Por eso comenzar el día con color y sabor es lo mejor para ti y para tu bebé. Si tienes tiempo, puedes prepararte una ensalada de vitaminas, cargada de kiwi, fresa, plátano, manzana y naranja. Y si no tienes tiempo, puedes dejarla preparada por la noche y taparla con film. Mantenla siempre en la nevera y así te aguantará hasta el día siguiente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Barritas con cereales

Las barritas energéticas son muy sencillas de preparar y pueden aguantarte más de un día. Coges muesli (cereales y fibra) y frutos secos como avellanas, almendras o pipas de girasol (ácido fólico), lo trituras todo un poco (si quieres, añades miel), lo pones en moldes pequeños o cubiteras y lo metes en la nevera. Puedes incluir los ingredientes que quieras, es decir, los frutos secos o las frutas que desees. Con ellas tendrás el alimento perfecto para empezar un buen día en tu embarazo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Yogur con frutas del bosque

Un desayuno ligero, sencillo y para tomar en cualquier parte es el yogur con frutas rojas del bosque. Se trata de un desayuno muy sano tanto para niños como para embarazadas, que aporta vitamina C y calcio, para fortalecer tus huesos y formar los del niño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Yogur con galletas y nueces

Otra idea para el desayuno es un vaso de yogur con unas galletas y frutos secos (nueces, avellanas, almendras...) o muesli. Puedes tomarlo por separado o ponerlo todo en un recipiente (triturando los frutos secos y las galletas). Perfecto si lo completas con una pieza de fruta o añades al yogur un poco de jugo de frutas (como fresas y unas gotas de limón). Además de un desayuno rico y bonito, puede ser un éxito en tu rutina diaria, puesto que es muy sano y muy fácil de preparar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sándwich de queso blanco y tomate

Puedes prepartarte un sándwich con unas lonchas de pavo cocido, queso fresco, verduras de hoja verde (ácido fólico) y tomate crudo. El pavo es una carne muy nutritiva y baja en grasa. Y el queso freso siempre se ha recomendado durante el embarazo por su alto contenido en calcio y proteínas y sus bajas calorías. Además, es perfecto para complementarlo con verduras crudas o cocinadas al vapor o a la plancha.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tosta de pan con tomate a las finas hierbas

Las embarazadas deben cuidar su alimentación y evitar las grasas, por eso este desayuno es una buena elección. Es contundente y lleno de vitamina C, lo que aportará al feto la fuerza que necesita. Se trata de una base de pan, mejor si es casero, tostado con tomate y unas hojas de albahaca o finas hierbas por encima.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pan de cebollino

Un pan integral con cebollino, rábanos y una rodaja de tomate es muy rápido y te proporcionará todo lo que el bebé y tú necesitáis. Puedes completarlo añadiendo proteínas: con unas lonchas de pavo cocido o de carne asada y con queso fresco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tortitas de calabaza

La calabaza es un manjar que aporta fibra, agua, betacarotenos (que, de paso, te ayudarán a ponerte morena), potasio y vitamina C, tanto para ti como para el niño. Además, tiene muy pocas calorías, sólo 15 por cada 100 g. Fortalece las defensas, ayuda a expulsar mucosidades de los bronquios, es desintoxicante, ligeramente laxante y es ideal en dietas contra la obesidad o el sobrepeso del embarazo. Para elaborar este bocatín, cortas la calabaza en láminas y las pasas por la sartén.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Crepes con frutas
Hearst

Existen desayunos más dulces, exóticos y elaborados que también son muy sanos para ti y para tu bebé. Son los crepes de frutas. A la fina masa de las tortitas puedes añadirle las frutas que prefieras. De esta forma tendrás una sana explosión de sabores, juntando el azúcar del crepe y el ácido de la fruta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo