Comer bien en un restaurante de menú si estás embarazada

¿Trabajas fuera de casa y comes a diario en restaurantes? ¡Asegúrate de que te alimentas bien!

Si no paras en todo el día y sueles comer fuera de casa en un restaurante de menú, conviene que tengas en cuenta algunas premisas para conseguir una alimentación sana y equilibrada, algo fundamental más que nunca en tu estado.

Escoge bien los alimentos

Según aconseja la doctora Magda Carlas, "es importante que elijas un restaurante con una calidad digna, que selecciones los platos que te convienen, que hagas comidas variadas y que las complementes en casa”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Pero aún así, los menús del día suelen pecar de exceso de grasas y resulta complicado elegir. Como dice la experta, “el truco está en pedir los alimentos hervidos o a la plancha y en preguntar qué lleva el plato. A veces comemos mal porque no sabemos exactamente qué nos van a traer y cuando nos lo ponen en la mesa, no decimos nada y nos lo comemos. Hay que preguntar siempre qué salsas lleva lo que pedimos, qué condimentos...”.

Como norma general, renuncia a las salsas con nata y a la mayonesa (muy calóricas y que se estropean con facilidad) y decántate por aliñar con aceite de oliva o con vinagreta. No te arriesgues con los gazpachos, las ensaladillas, los salmorejos (no sabes exactamente qué ingredientes llevan y pueden ser indigestos).

Y presta atención extra si no estás inmunizada contra la toxoplasmosis. En este caso deberás pedir la carne bastante hecha y las verduras bien cocidas, así como evitar las ensaladas ya que no estarás segura de si las han lavado a conciencia.

En todo caso, si comes de menú y no se te ocurren ideas, aquí tienes algunos platos que encontrarás en la mayoría de los restaurantes y que puedes consumir sin problemas en el embarazo:

De primero: Verduras, lentejas, revuelto de ajetes (bien pasado), coliflor al horno, pasta con queso rallado...

De segundo: Merluza a la romana, filete a la plancha, pollo a la parrilla, pavo asado o gallo a la plancha.

Pautas para comer "con cabeza"

Otro “secreto” para alimentarte bien comiendo en un restaurante de menú es tomar en él algo ligero (una menestra y una fruta, o un filete de pollo a la plancha y un yogur) y complementarlo con el resto de comidas del día.

Si además de desayunar bien, tomas un tentempié a media mañana, no llegarás a la comida con un apetito voraz y serás más “cerebral” a la hora de elegir. Después, tu estómago te lo agradecerá.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Y si comes de bocata?

Los locales de comida rápida no son los más indicados para comer a diario, ya que en ellos es difícil obtener una alimentación variada y saludable. Pero si algún día no hay nada adecuado en el restaurante o vas de excursión, puedes comer un bocadillo sin problemas.

Según la doctora, “un bocadillo de productos conocidos y saludables es sano. Si lo complementas con fruta y yogur, perfecto, mejor que un menú aceitoso”.

ADEMÁS

--> Menú si te llevas la comida de casa al trabajo

Publicidad - Sigue leyendo debajo