Toma fibra y evita la preeclampsia

¡Por supuesto que puedes comer pan integral! Es más, se ha demostrado que al tomar fibra, como la que aporta el pan integral o las legumbres, baja el riesgo de sufrir toxemia gravídica.

La preeclampsia, también llamada toxemia gravídica, es una enfermedad del embarazo que provoca una hipertensión repentina muy peligrosa para la madre y para el feto.

Puede afectar al 10% de las gestantes, generalmente en el tercer trimestre, y es más frecuente en el primer embarazo (65% de los casos).

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Además de la hipertensión, provoca albuminuria (presencia de albúmina en la orina).

Pues bien, recientemente se ha descubierto que basta algo tan sencillo como sustituir el pan blanco por el pan integral e incluir en la dieta legumbres como judías blancas, garbanzos y lentejas para disminuir el riesgo de sufrir este mal.

Según el Swedish Medical Center de Seattle, en Estados Unidos, las embarazadas que toman 21,2 gramos de fibra al día tienen un 67% menos de probabilidades de padecer pre-eclampsia, frente a aquellas que sólo toman 11,9 gramos al día.

Por cada 5 gramos de fibra que incluyas en tu dieta, reduces en un 14% el riesgo de sufrir esta complicación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo