Factores que ayudan a absorber el calcio durante el embarazo

La vitamina D favorece la absorción del calcio pero, además, la ingesta de algunos alimentos ayudan a retener este mineral. Para ello no tienes que complicarte la vida. Da paseos, siempre con protección y toma buena nota de los productos más aconsejables.

Así lo absorbes mejor

En cuanto al modo de favorecer la absorción del calcio, existen diversos factores que contribuyen a ello:

  • La vitamina D, que se activa en la piel gracias a los rayos solares, ayuda al organismo a retener este mineral. En un país como España, donde el sol está presente todo el año, recibirás la dosis necesaria sólo con darte un paseo breve. Eso sí, recuerda hacerlo siempre con protección adecuada y en las horas en las que el calor sea menos intenso.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    • La vitamina C actúa sobre la producción de vitamina D, por lo que no deben faltar en tu dieta los cítricos y algunas verduras como el brócoli, el pimiento o el tomate.
      • Los alimentos ricos en aminoácidos, como los huevos, carnes y pescados, además de los lácteos, contribuyen al transporte, absorción y movilización del mineral.
        • El potasio, mineral presente en plátanos y dátiles, y el magnesio que contienen muchos frutos secos como las avellanas, las nueces o las almendras, también ayudan en esta misión de absorción.
          • No abuses de los alimentos ricos en sodio, como sopas preparadas, patatas chips y otros aperitivos salados, ya que aumentan la eliminación del calcio en la orina.
            • Algunas verduras como las espinacas, las acelgas o la remolacha tampoco te ayudan a retener el mineral; cómelas con moderación.
              • Las bebidas excitantes como el café, el té negro o los refrescos de cola también alteran la absorción del calcio; mantenlas a raya.
                • Algunos alimentos diuréticos, como los espárragos o las alcachofas, pueden aumentar las pérdidas de calcio, algo similar a lo que ocurre cuando hay una mayor producción de sudor.
                  • El estrés o las disfunciones tiroides-paratiroides varían la forma en la que el cuerpo asimila el calcio y pueden ocasionar exceso o defecto del mismo.
                    Publicidad - Sigue leyendo debajo