La importancia de beber agua en el embarazo

En épocas de calor sudamos más y podemos deshidratarnos. Para evitar esta situación hay que beber mucho, sobre todo agua, infusiones o zumos que además te ayudarán a combatir el estreñimiento.

Bebe agua para estar bien hidratada

En épocas de calor hay que aumentar la ingesta de líquidos. Se suda más de lo que nos damos cuenta y nos deshidratamos con más facilidad.

Es una recomendación para todos, pero en tu estado es aún más importante, no sólo por tus requerimientos hídricos, sino porque uno de los problemas del embarazo es el estreñimiento y una buena hidratación es esencial para combatirlo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Lo ideal es que la mayor parte de la hidratación sea de agua. Si te apetece variar, una buena opción es optar por las infusiones. Se pueden tomar fresquitas, con limón y hielo. Son refrescantes y de paso algunas te ayudan a eliminar líquidos porque son diuréticas, como la cola de caballo.

También está la opción de un zumo de fruta natural. El de piña es ideal por ser diurética y digestiva, salvo si sufres de ardor de estómago, porque es ácida.

Si sueles tener la presión baja, te irán muy bien las bebidas isotónicas. Por el contrario, evita las gaseosas, en especial desde el segundo trimestre, cuando la barriga ya es más prominente, porque te hincharán demasiado. Además, si sufres de flatulencias el gas lo empeorará.

Publicidad - Sigue leyendo debajo