Bebidas sanas para embarazadas

Para estar hidratada en el embarazo necesitas beber al menos 2 litros de líquidos al día. Aquí tienes nueve alternativas de bebidas sanas para embarazadas.

El calor, las terracitas, el aperitivo con los amigos, la sed... Apetece beber. Y en el embarazo tienes que estar muy bien hidratada, por dentro y por fuera. ¿Qué vas a pedir?

  • Agua mineral. Excelente elección. El agua es imprescindible. La de manantial aporta calcio, magnesio... Elígela baja en sodio (si es “apta para preparar alimentos infantiles”, genial).
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    • Agua de grifo. Muy bien, si ya estás habituada a ella y no tiene muchos nitratos.
      • Un zumo o jugo natural. Buena idea. De frutas, de tomate... Vitaminas para los dos.
        • Un refresco light. De vez en cuando (es mejor jugo o zumo).
          • Cerveza sin alcohol. Buena opción para un aperitivo, siempre que sea 0’0 (menos de 1% vol.). Es una bebida diurética y aporta ácido fólico, potasio y poco sodio.
            • Agua con gas. Puedes tomarla, pero evítala si sufres edemas o hipertensión: tiene mucha sal.
              • Café. Mejor descafeinado y con poca azúcar. No uses sacarina o edulcorantes.
                • Una infusión. No todas las hierbas son buenas (consulta aquí). Existe un té negro descafeinado.
                  • Un vaso de leche. Estupendo. Necesitas mucho calcio y también te hidrata.

                    Para saber más sobre hidratación y salud podéis consultar los estudios del Instituto Agua y Salud o los de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC).

                    ADEMÁS... 9 recetas ricas en ácido fólico

                    Publicidad - Sigue leyendo debajo