Por qué es bueno comer manzanas en el embarazo

Una propuesta de salud: aficiónate a comer una manzana al día en el embarazo. Esta fruta tiene muchos beneficios, y más en tu estado.

La manzana es una fruta ideal en el embarazo, por diversas razones.

La manzana admite muchas preparaciones y, además de cruda y a mordiscos, se puede tomar en ensaladas, en macedonias, en zumos, en tartas, asadas, en mermelada o compota...

Y tiene muchos beneficios. “Una manzana al día te mantiene lejos del médico”, decían nuestras abuelas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Además de hidratos de carbono (energía), vitaminas B, C, E y A (para la piel y el sistema nervioso), potasio, magnesio, fósforo y calcio (para tus huesos), te aporta pectinas, fibras solubles de calidad que regulan el tránsito intestinal.

Aunque en el tránsito intestinal normal la manzana no es laxante ni astringente, en caso de estreñimiento sí es laxante si la comes con piel (lávala muy bien).

Y si la tomas sin piel, cortada en trozos y dejándola unas horas para que se ponga marrón, es buen remedio para la diarrea.

Comida a mordiscos es un dentífrico natural que blanquea la dentadura y ayuda a eliminar placa bacteriana.

Y también tiene propiedades antioxidantes, buenas para el pulmón. Precisamente ahora el consorcio Val Venosta (www.vip.coop/es) está difundiendo un estudio de la Universidad de Utrecht, publicado en la revista Thorax, que concluye que el consumo diario de esta fruta en el embarazo reduce en más de un 50% el riesgo de que el hijo después padezca asma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo