El hierro y el calcio no pueden faltar durante el embarazo

A veces, durante el embarazo, pueden aparecer déficits de minerales. Tu médico te recetará seguramente algún suplemento para cubrir estas carencias.

OTROS SUPLEMENTOS IMPORTANTES

En la gestación te realizarán como mínimo tres análisis de sangre. Si los niveles que muestran son normales no hay por qué tomar fármacos. Pero si te falta algún mineral, el médico te recetará suplementos. Los más comunes, de hierro y de calcio.

HIERRO

En el último trimestre del embarazo es bastante común que aparezca un déficit de hierro. Y es que tu cuerpo necesita ahora asimilar el doble de este mineral que antes de la gestación, para hacer frente al crecimiento fetal y de la placenta y al aumento de tus glóbulos rojos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Puedes incrementar tu consumo de alimentos ricos en hierro (carnes, sardinas, huevo), pero es probable que el médico te recete un suplemento.

Si lo hace, tómalo en ayunas junto a un zumo de naranja. De este modo tu organismo lo absorberá bien.

CALCIO

También es un mineral que resulta fundamental en el embarazo, sobre todo al final, para la formación de huesos y dientes del bebé y para preparar la producción de leche para la lactancia.

Si no eres capaz de tomar tres vasos grandes de leche al día o dos vasos de leche y dos yogures, puedes precisar un suplemento. Si tu médico te dice que lo necesitas, tómalo con la comida y separado del suplemento de hierro.

Ah, y procura que te dé a diario la luz del sol. Son tres trucos muy sencillos para que su absorción sea perfecta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo