Menú equilibrado para embarazadas

Ano ser que sufras problemas de peso o diabetes gestacional, puedes seguir un menú similar a éste en las últimas semanas para asegurarte de que a tu hijo no le falten nutrientes y también de que tú llegues al parto con las suficientes reservas energéticas y sin pasarte de peso. ¡Buen apetito!

Desayuno.

Una taza de café o de té con 150-200 cc de leche, preferentemente semidesnatada. Una rebanada de pan con una loncha de jamón de york o de queso descremado. Y un zumo de fruta natural.

Media mañana.

Una pieza de fruta. Varíalas para obtener distintas vitaminas.

Comida.

200 g de ensalada o 150 g de verdura cocida al vapor. 130 g de carne magra o de pollo. 60 g de arroz o de pasta. Dos cucharadas de aceite de oliva para cocinar. Una rebanada de pan. Un yogur natural o una pieza de fruta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Merienda.

Una taza de café o té suave, con o sin leche. Una pieza de fruta (si has tomado yogur en la comida) o yogur natural o 120 g de queso fresco (si has tomado fruta en la comida).

Cena.

200 g de verdura o de ensalada. 180 g de pescado o 2 huevos cocidos o a la plancha. Una patata asada o cocida o los fideos de una sopa. Una cucharada de aceite de oliva para cocinar. Una rebanada de pan. Un yogur natural.

Antes de dormir.

Dos galletas tipo maría o una rebanadita de pan integral con una lonchita de queso o de jamón de york. Otra buena idea puede ser un postre lácteo descremado con una cucharadita de cereales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo