Qué comer en las últimas semanas de embarazo

Alimentarte bien en la etapa final de la gestación os ayudará, tanto a ti como al bebé, a llegar con salud y fuerza al parto.

Te queda menos de un mes para dar a luz y es normal que te sientas ansiosa, cansada y también algo molesta, pero esto no puede ser una excusa para descuidar tu dieta.

En estas últimas cuatro semanas tu hijo va a crecer mucho más deprisa de lo que lo ha hecho hasta ahora: su talla aumentará unos 4 cm y ganará entre 500 y 800 g de peso, “para lo cual es imprescindible que reciba un aporte de nutrientes correcto”, explica la doctora Josefina Ruiz Vega, ginecóloga, directora del Centro de Preparación a la Maternidad en Madrid y autora de los libros “Nueve meses de espera” y “Nueve meses bien alimentados” (Ed. Temas de Hoy).

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Como sus órganos, especialmente sus pulmones y su cerebro, aún están desarrollándose, no debes descuidar la ingesta de proteínas y ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga (omega 3), como los que contiene el pescado, ya que favorecen la plasticidad cerebral.

“Asimismo la madre, en el parto y en el postparto, va a tener un gran desgaste físico y una pérdida de sangre para la que debe estar preparada; necesita hierro y proteínas para la formación de hematíes, e hidratos de carbono y grasas para el gasto calórico que supone el trabajo del parto”, añade la doctora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo