Sara: segundo trimestre de gestación

Dime cómo comes... y te diré cómo llevas el embarazo.

Tengo un hambre increíble a todas horas desde que estoy embarazada. Ésta es mi tercera gestación y me ha pasado lo mismo en las otras.

Además, lo que el cuerpo me pide es principalmente bollería y dulces, y ahí es donde llega el problema. En los anteriores embarazos cogí demasiado peso y en éste estoy intentando controlarme más, pero tengo hambre, me apasiona lo dulce y me cuesta muchísimo contenerme. Por ejemplo, he optado por dejar de comprar chocolate, porque si lo tengo en casa me resulta imposible no comerlo cuando el hambre ataca.

En lo que llevo de embarazo (ahora acabo de terminar el sexto mes) he cogido más o menos 8 kilos.Desde hace unas semanas me encuentro hinchada, creo que tengo retención, porque la noto en las manos y en los tobillos. Sin embargo, creo que bebo suficientes líquidos, ya que tomo a diario litro y medio de agua. Y además, un vaso de leche por la mañana y otro por la tarde.

mi menú actual

Mi desayuno siempre consiste en un vaso de leche con una cucharada de azúcar y un pelín de café soluble. Lo acompaño de seis galletas. Aquí sí que no hay cambios, ya que no puedo tomar otra cosa.

A media mañana, a veces pico algo dulce entre horas y a veces algo salado. En muchas ocasiones voy a la compra y me entran ganas de comer cosas con vinagre (berenjenas, pepinillos, boquerones...) y, como siempre, de tomar dulce.

De comida, que suelo hacer sobre las 13.30 h, tomo verdura o ensalada y pescado; por ejemplo, espinacas y lenguado a la plancha, o una buena ensalada con merluza a la plancha. No tomo postre, sólo de vez en cuando un yogur.

Para merendar me gusta comer una manzana, fresas o un yogur, y algo dulce.

De cena, pico algo de la que preparo para los niños, o tomo una ensalada completa.

La dieta de Sara, a examen

Para la doctora Hellín, un aumento de 8 kilos de peso cuando finaliza el segundo trimestre resulta excesivo, ya que es durante los tres meses que todavía le quedan a Sara cuando el aumento debe ser mayor.

Pensando en que el parto puede resultar más complicado si se engorda demasiado, Sara debería empezar a renunciar por completo a los dulces, el chocolate y la bollería. Ante esa necesidad imperiosa que comenta de algo dulce, puede tomar galletas integrales (las hay buenísimas y no tienen grasa en su composición); o, de vez en cuando, una onza de chocolate negro. Por otra parte, debe procurar evitar el picoteo.

Una sana idea que le puede ayudar a conseguirlo es hacer cinco comidas diarias. Seguro que así tendrá menos ganas de picar entre horas. La retención de líquidos puede ser normal, ya que el peso del abdomen y la colocación del feto pueden dificultar el retorno venoso y provocar algo de hinchazón al final del día.

Es conveniente que tome las comidas con poca sal y que prescinda de los pepinillos, aceitunas, berenjenas... en vinagre, ya que le aportan una gran cantidad de sal (aparte de no beneficiar nada a su estómago) que puede incrementar esa retención de líquido y esa hinchazón que tiene. No obstante, si ve que la hinchazón aumenta excesivamente, debe consultar con su ginecólogo.

Su menú ideal durante el segundo trimestre

  • DESAYUNO. Un vaso de leche entera, sin azúcar, con una cucharadita de café soluble y 4 galletas.
  • MEDIA MAÑANA. Una o dos frutas o un vaso grande de zumo natural. Además, una tostada o un biscote con queso fresco.
  • COMIDA. De primero, un plato de verdura con una patata pequeña; o bien un plato de arroz o pasta hervida con salsa de tomate natural; o un plato de legumbres estofadas. De segundo, un pescado cocinado al horno o a la parrilla. Al menos dos o tres veces por semana, carne magra, asada o estofada. Puede elegir entre el pollo, la ternera o el cerdo, este último siempre y cuando tenga poca grasa.El postre, que siempre debe ser obligatorio, puede variarlo a su gusto y elegir entre una fruta fresca, queso o un yogur.
  • MERIENDA. A media tarde, un café con leche o un yogur acompañado de tres galletas integrales.
  • CENA. Siempre debe ser organizada, nunca picotear lo que encuentre a última hora. De primero, verdura en puré o sopa de verduras (puede ser gazpacho o verdura hervida). De segundo, un huevo en tortilla o revuelto; o fiambre de pavo, jamón cocido... Queso fresco o una fruta.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo