Embarazadas, ¡ojo con las ensaladas!

Comer ensaladas no solo nos ayuda a controlar el peso, también nos proporciona muchos beneficios para nuestra salud. Sin embargo, las embarazadas debéis tener cuidado cuando toméis ensaladas.

Al estar embarazada, es normal que te apetezcan cosas fresquitas y ligeras. Sin embargo, ahora que estás embarazada, debes tomar precauciones:

  • Consume sólo las que prepares en casa, no te arriesgues a tomarlas en restaurantes, bares o chiringuitos, donde no puedes estar segura de que las verduras y frutas que contengan se hayan lavado a conciencia empleando una lejía especial para alimentos, algo sumamente importante si no estás inmunizada contra la toxoplasmosis.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    • No prepares las ensaladas en casa con ahumados. La elaboración es este tipo de pescados no evita el riesgo del parásito anisakis.
      • Ojo con las salsas. Si quieres aliñar con mayonesa o ali oli, debes saber que las más seguras son las industriales, pero no abuses de ellas. Toma la ensalada recién aliñada y guarda la salsa sobrante en la nevera lo antes posible.

        ADEMÁS

        --> Recetas de ensaladas

        Publicidad - Sigue leyendo debajo