La importancia del pescado en el embarazo

Comer pescado habitualmente en la gestación es muy beneficioso para ti y para el bebé que esperas. Te contamos por qué es necesario consumirlo.

Comer pescado en el embarazo cuatro veces por semana te beneficia. Lo indica un estudio del Fondo de Regulación y Organización del Mercado de los Productos de la Pesca y Cultivos Marinos (FROM). ¿Quieres saber por qué es imprescindible tomarlo?

  • El pescado te aporta proteínas, minerales (calcio, fósforo, magnesio, hierro y yodo) vitaminas del grupo B y ácidos grasos Omega 3, todo ello indispensable durante los nueve meses de embarazo.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    • Estimula las estructuras neuronales del bebé y contribuye a promover su desarrollo visual.
      • Ayuda a prevenir daños cerebrales por carencia de ydo y también protege contra el raquitismo por falta de vitamina D, que es esencial para absorber el calcio.

        NOVEDADES SOBRE EL PESCADO

        Aparte de todos estos beneficios, se están realizando estudios para comprobar si los sabores de la dieta materna influyen en los futuros gustos de sus bebés, y las conclusiones parecen apuntar a que esto es bastante probable. Así que al tomar regularmente pescado aumentas las probabilidades de que en un futuro a tu hijo le guste este alimento tan sano.

        Si no te gusta su sabor y ahora en el embarazo te produce aún más rechazo, prueba con el congelado, limpio de piel y de espinas y cocínalo con hierbas aromáticas. Suele funcionar. Hazte amiga del pescado y presta especial atención al azul (la caballa, el salmón, el salmonete, las sardinas...) ya que su alto contenido en grasas os viene muy bien a ti y al bebé que esperas.

        Publicidad - Sigue leyendo debajo