¡Qué acidez!

Si hasta este momento del embarazo no has tenido acidez, enhorabuena, pero no bajes la guardia ya que podría aparecer tras la próxima comida. Te contamos cómo prevenirla.

La sensación de ardor en la parte más alta del abdomen, cerca del esternón y justo debajo del pecho, es muy habitual a partir del segundo trimestre de embarazo.

Se produce porque los ácidos producidos en el estómago son empujados a la parte inferior del esófago (es el tubo que conecta la boca con el estómago) durante la digestión.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La acidez se hace más intensa durante los 9 meses de embarazo por dos motivos principalemente:

1. El alto nivel de progesterona que produce el cuerpo durante el embarazo hace que la digestión sea más lenta.

2. El anillo muscular de la parte alta del estómago está más relajado de lo normal y hace que los ácidos producidos durante la digestión accedan al esófago, provocando ese desagradable malestar.

Además, las secreciones gástricas también se reducen y los alimentos permanecen más tiempo en el apararato digestivo.

¡EVÍTALA!

Para prevenir la acidez en tu embarazo, te recomendamos que sigas los siguientes consejos:

  • Toma comidas ligeras y frecuentes. Es mejor 5 poco copiosas que 3 abundantes.
  • Pide a tu ginecólogo que te recete un antiácido para tomar después de cada comida y sobre todo antes de acostarte por las noches.
  • Cuando notes que comienza la acidez, come galletas: neutralizan la flatulencia.
  • Evita las comidas grasas, muy especiadas y picantes.
  • Deja pasar por lo menos un par de horas entre la cena y el momento de meterte en la cama.
  • Prueba a dormir con el cuerpo ligeramente recostado sobre almohadones.
  • Un buen vaso de leche fría después de cada comida, también ayuda a neutralizar la acidez en el embarazo.
  • Si puedes, antes de irte a dormir, da un paseo por los alrededores de casa para facilitar la digestión.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo