Asco a la leche en el embarazo

Les sucede a muchas embarazadas y es una lástima, porque es uno de los alimentos más completos. 

image
¿Qué pasa si no soportas la leche?

Además de calcio, la leche contiene fósforo, vitaminas, proteínas, hidratos de carbono y grasas. Pero no te agobies, porque hay otras formas de conseguir los 1.200 mg diarios de calcio (4 vasos de leche) que precisas para evitar la desmineralización de los huesos y para que tu hijo forme su esqueleto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
  • Si lo que no soportas es su presencia, puedes camuflarla añadiéndola a los purés y salsas, tomándola en croquetas o en cualquiera de los erivados lácteos que hay en el mercado (yogures, flanes, natillas, quesos frescos, etc.).
  • Si lo que no aguantas es su sabor o su olor, puedes tomarla descremada en polvo, desnatada (su sabor es mucho más suave) o con cacao o café, o batida con frutas, o en forma de helados (si los haces tú en casa no aumentarás en exceso tu peso).

    Piensa en el futuro: si tu hijo no obtiene el calcio que precisa,lo “robará” del depósito de tus huesos y serás candidata a la osteoporosis. Habla con tu médico. Si a través de la dieta no alcanzas los niveles necesarios, te recomendará un suplemento.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo