Embarazo: alimentos anti estrés

Estos cinco alimentos se convertirán en tus aliados para vivir serena y relajada el embarazo.

Ahora que estás esperando un hijo es esencial que vivas esta época lo más relajada posible (recuerda que un estrés elevado y mantenido en el tiempo puede afectar al crecimiento fetal y llegar incluso a provocar partos prematuros).

Para combatirlo existen una serie de pautas que probablemente conozcas ya, como acostumbrarte a salir un poco antes de casa para llegar a los sitios sin tener que correr, dedicar el tiempo necesario a la comida, dormir lo suficiente, aprender a relativizar los problemas, marcarte una lista de prioridades, pedir ayuda a tus amigos o familiares...

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Pero quizá te sorprenda más saber que hay alimentos que pueden ser también unos estupendos aliados anti estrés y ayudarte a vivir el embarazo serena y con fuerza. Toma nota de estos cinco y consúmelos con frecuencia:

  1. Plátanos. Son una reserva de vitaminas (A, C y todas las del grupo B) y minerales (potasio, hierro, calcio...) que reducen la ansiedad e inducen el sueño. Recuerda que es mejor que los tomes maduros.
  2. Almendras. Estos frutos secos contribuyen a estimular y fortalecer el sistema nervioso gracias al hierro, al cobre y a las vitaminas del grupo B que contienen. Aunque tampoco debes abusar de ellas porque, como la mayoría de los frutos secos, engordan. La recomendación es tomar cada día 4 o 5 almendras sin pelar.
  3. Pasas. Tienen mucho hierro, magnesio y fósforo, además de vitamina B, por lo que son geniales para fortalecer el sistema nervioso. Come un puñadito al día y después bebe un buen vaso de agua.
  4. Brécol. Al igual que todos los vegetales de hoja verde, el brécol contiene vitaminas A, B y C, además de potasio, hierro y calcio. Lo mejor para prepararlo es cocerlo en poca agua y sólo durante 10 minutos: de esta manera mantendrá todas sus propiedades.
  5. Leche con miel. El calcio de la leche fortalece el sistema nervioso y, junto con la miel, combate el insomnio y favorece un sueño reparador.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo